Saltar al contenido

JARDINES JAPONESES Y SUS CARACTERISTICAS

jardines japoneses

JARDIN JAPONES INTERIOR Y JARDIN JAPONES EXTERIOR

Los tipos de plantas para jardín japonés, el diseño del jardín, las plantas ornamentales, el no uso del césped en su composición y un uso diferente del paisajismo otorgan a los jardines japoneses modernos unas singularidades únicas. Rocas, agua y especies vegetales serán elementos presentes en el diseño de jardines japoneses.

Existen varios tipos de jardines japoneses o patios japoneses. Son diferentes a los jardines que conocemos en occidente y elegiremos el nuestro en función del tamaño del terreno disponible. Quizá el jardín zen sea el más popular.

Pueden ser diseñados como elemento decorativo, o para meditar. Las formas y líneas de diseño son sinuosas y asimétricas porque representan a la naturaleza, teniendo algunos de ellos vegetación abundante.

Cabe destacar que para los japoneses el arte del jardín es contemplativo, para ellos es como si miraran una pintura. Estamos a grandes rasgos ante una representación de la naturaleza creada con la intención de hacernos meditar o cuando menos conseguir llegar a un estado de calma. En JARDINESVIP podrás aprender todo lo necesario para convertirte en un experto en la materia.

COMO HACER UN JARDIN JAPONES PEQUEÑO

La base de los jardines japoneses pequeños y de muchos jardines asiáticos, la constituyen los siguientes elementos:

  • Arena, que simboliza el mar.
  • Piedras, que representan la tierra, las islas, una casa y también obstáculos.
  • Elementos decorativos, como flores, plantas orientales.
  • De manera opcional podemos echar unas gotas de esencia en la arena. De esta manera, al pasar el rastrillo, obtendremos un olor.
  • Y obviamente, una base sobre la que apoyar el resto de elementos.
jardines japoneses
Muestra de jardines japoneses

Diseño de jardín japonés. Pasos:

  • La composición es libre. No hay reglas, aunque si guías.
  • Esparcir la arena, que será comprada si es posible. La arena de playa también serviría.
  • Vamos colocando las piedras según veamos, teniendo en cuentas que las piedras son la tierra y la arena el mar.
  • Vamos colocando el resto de elementos según nuestro criterio. Si quisieras colocar plantas pequeñas también podrías.
  • A continuación, se coge el rastrillo y se empiezan a hacer formas, para relajarse.
  • En la arena se puede colocar algún tipo de esencia, por ejemplo esencia de lavanda, que relajante.

SIGNIFICADO DE LAS ONDULACIONES EN ESTOS JARDINES ASIATICOS

  • Dibujo de líneas rectas: significa que el mar está en calma.
  • Ondulaciones de líneas curvas: mar bravo, no en calma.
  • Dibujo de un círculo cerrado: es algo que estamos tirando al mar, algo de lo que nos queremos deshacer.

Se trata de entrar en contacto con nuestra parte espiritual.

jardines japoneses
Muestra de jardines japoneses

JARDINES JAPONESES MODERNOS – DISEÑO Y CONSTRUCCION

Cómo hacer un jardín japonés en una terraza o una zona exterior?

Primero ha de estar todo perfectamente diseñado en nuestra cabeza, sin ideas confusas. Los patios japoneses requerirán una planificación concienzuda.

Todo importa: las plantas, las linternas japonesas y la disposición de las islas que vayas a colocar, el tipo de arbustos, las ubicaciones de las fuentes de luz natural y artificial, estudiar la climatología, las corrientes de viento…

En segundo lugar, cómo va a ser nuestra grava? Es importante que el color sea homogéneo en toda su extensión. En casa puedes hacer uno en miniatura, sobre un cajón, una caja de zapatos o una mesa de cristal incluso.

En tercer lugar, un elemento fundamental; las islas. Cuántas y dónde las vamos a ubicar? Colócalas de tal manera que en contraposición al resto de la composición de tu jardín japonés parezcan islas en el mar.

En cuarto lugar, para los dibujos que vamos a realizar sobre la grava hemos de hacernos con un rastrillo o fabricar uno, para hacer con el mismo olas de diferente grosor en nuestro jardín japonés: olas en mar abierto, olas junto a las islas más pequeñas.

En quinto lugar, y quizá más pensado para los jardines de mayor dimensión contemplaremos el uso de piedras, lámparas…

Un último consejo, muebles de jardín. No para la decoración de jardines japoneses, sino para sentarse a contemplarlos relajadamente. Disfruta !!!

TIPOS DE JARDINES JAPONESES – TU JARDIN JAPONES EN CASA

JARDIN JAPONES DE PASEO

Como te puedes imaginar, requieren espacio amplio en exteriores y un sendero que los atraviese, y ya puestos, un estanque claro está. En el habrá plantas y piedras, diseño y un lugar del que observar e incluso hasta meditar. Aunque para esto último existen unos tipos de jardines japoneses pequeños (y no tan pequeños) mucho más adecuados.

JARDIN JAPONES DE TE

Se centra más en el propio sendero de piedras y musgo. A dónde lleva ese sendero? A la cabaña en donde se toma el té, en donde se realiza la ceremonia japonesa del té.

JARDIN JAPONES DE APOSENTO

Está pensado para ser contemplado de un lugar específico. La tradición japonesa los ubicaba en los patios interiores de las casas, los cuales contaban con una gran profundidad.

JARDIN JAPONES DE CONTEMPLACION

El famoso jardín zen. Fueron los monjes los que los introdujeron en sus templos, para observarlos casi de manera compulsiva y así encontrar el estado óptimo de meditación.

LOS GAVIONES EN LOS JARDINES DE JAPON

gaviones
Muestra de gaviones

Los gaviones son en general estructuras con mallas de hierro o acero rellenas de diferentes materiales. Absorben mucho ruido y tienen la ventaja de tener mucha capacidad de drenaje. Con un poco de imaginación, los gaviones bien implementados nos ofrecerán posibilidades casi infinitas para nuestros jardines.

El término gaviones viene del italiano y significa jaula grande. Son jaulas de alambre llenas normalmente de piedras.

Los gaviones tienen formas rectangulares y cilíndricas fundamentalmente, existiendo también unos llamados “colchones” de espesor mucho menor que los gaviones rectangulares.

La jardinería en general, puede verse favorecida, ya que la sedimentación puede acabar llenando los vacíos entre las piedras. Se puede además, generar un enraizamiento de la vegetación, de las plantas y las flores, protegiendo así sus estructura y consiguiendo una integración fantástica con el paisaje.

QUE APORTAN LOS GAVIONES

  • Son una solución paisajística de gran calidad estética y armónica.
  • Son como hemos dicho ya, elementos que favorecen el drenaje.
  • Dan un ventilación sostenible a la vez que crean sombra, pues dejan pasar el aire, a la vez que refrigeran de manera natural.
  • Contrariamente a lo que se pueda pensar, su eficacia de contención aumenta con el paso del tiempo.
  • Son económicos y de fácil instalación.
  • Pueden ser usados como muros, bancos, muretes para fuegos de exterior, bases de cercas, estanques, jardineras… permitiendo así una gran variedad de diseños.
  • Las paredes hay que pintarlas y cuidarlas mientras que los gaviones no necesitan cuidados ni mantenimiento.

JARDIN JAPONES Y SUS PIEDRAS

Cuando nos ponemos a intentar vislumbrar cómo ha de ser nuestro jardín japonés, lo primero en lo que debemos de pensar, el primer elemento sobre el que tenemos que proyectar nuestra imaginación es sobre sus piedras.

Los demás elementos del diseño del jardín japonés, como las plantas y las flores, el compost (si es que lo hubiera), la grava etc., los colocaremos a partir de la ubicación de las piedras y las rocas. La calidad del jardín japonés dependerá del grado de acierto o no en la colocación de las piedras.

No olvidemos que las rocas o las piedras representan islas o montañas. Las rocas del jardín japonés son llamadas islas, definiéndose estas últimas como un grupo de piedras que se colocan en el jardín japonés. Suelen ser de origen volcánico, de aspecto pulido y su emplazamiento en la estructura de los jardines japoneses sigue ciertos principios. Para seguir la composición de piedras y rocas es recomendable acudir a las enseñanzas de Sakutei-Ki, texto japonés del siglo XII.

Si seguimos las enseñanzas de dicho texto, iremos trasladando las piedras y las rocas al jardín, y a continuación iremos buscando la inspiración. Para esto hemos de quitarnos la mentalidad occidental, que muy probablemente nos haría hacerlo en orden inverso. Probemos también a colocar algunas piedras en posición vertical y otras tumbadas.

PIEDRAS GRANDES Y PEQUEÑAS

Es conveniente colocar en un inicio las rocas principales y más grandes. A continuación colocaremos las más pequeñas. La lógica japonesa (y quizá también la occidental en este caso) nos indica que es conveniente ubicar las piedras redondeadas en las partes llanas y aislarlas del resto de piedras. Las piedras llanas se pueden colocar una encima de la otra pero en conjuntos impares.

Los japoneses tienen incluso un término específico para designar el lugar que ocupa la piedra en la naturaleza. Esto nos puede dar una idea de la importancia de la piedra en un jardín japonés. Dicho término es iwakura o iwasaku. El aspecto más importante en todo momento, es ser conscientes de la espiritualidad que envuelve la construcción y el diseño de un jardín de estas características. En la tradición japonesa este aspecto era tan importante, que las personas destinadas a llevarlo a cabo eran los sacerdotes.

EL JARDIN JAPONES EN CASA Y LA COLOCACION DE SUS PIEDRAS

La colocación de las piedras ha de seguir unas ciertas normas:

  • Han de usarse piedras de diferente tamaño, creando contraste entre diferentes volúmenes y espacios vacíos.
  • En occidente se tiende a llenar y llenar. Sin embargo en el diseño de jardines japoneses, los espacios vacíos son muy importantes. En realidad su diseño se ve reforzado con la utilización de los mismos. La idea es que los espacios vacíos dejan lugar a la imaginación.
  • La transmisión de la idea de fuerza se consigue con las agrupaciones formadas por 2, 3 y 5 rocas. El equilibrio se consigue con composiciones triangulares de una piedra alargada (cielo), una mediana (tierra) y una pequeña (hombre).
  • Las rocas se disponen como se encuentran en la naturaleza, es decir, de forma asimétrica, pues las disposiciones asimétricas crean mayor tranquilidad que las disposiciones simétricas.
  • Las rocas deben de crear perspectiva y profundidad, tanto en un jardín japonés grande como en uno pequeño.

JARDINES JAPONESES PEQUEÑOS – EL MINIMALISMO JAPONES

En JARDINESVIP también queremos hablarte de estas composiciones. Construir un jardín japonés en casa puede ser una experiencia extraordinaria.

Se trata de reproducir en miniatura una escena de la naturaleza. Se utilizan plantas y una gran variedad de materiales que no sean de gran tamaño, tan solo de algunas pulgadas o centímetros de alto.

Primero planifica tu jardín japonés con antelación. Piensa en pequeños puentes y estanques, árboles en miniatura, caminos sencillos y quizá alguna escultura.

En segundo lugar establece una base con tierra húmeda para macetas a una pulgada (2,54 cm) de profundidad y cúbrela con una capa de arena.

Añade la arena que necesites según avances en el proceso. Incluso puedes espolvorear arena sobre las cimas para representar nieve.

Coloca una piedras pequeñas.

Planta un árbol pequeño.

Organiza la arena de tal manera que parezca un arroyo que corre entre las piedras y montañas.

JARDINES JAPONESES ZEN – LOS PATIOS ZEN

Los patios zen no es exactamente lo mismo que un jardín japonés tradicional con flores y agua. Es más, estos no tienen estanques ni agua en la práctica totalidad de los casos. Se centran más en rocas, grava, arena y quizá algo de musgo.

Desde un punto de vista histórico, son jardines japoneses que datan del período de Muromachi en el siglo XV. Los primeros jardines zen fueron para meditar. Sirvieron para difundir e inculcar los principios de la religión.

Los elementos más importantes de los mismos son los elementos naturales, aunque también existen los elementos no naturales introducidos por el hombre. Entre los elementos naturales podemos destacar la piedra, las plantas y la arena, así como tambéin la madera. Entre los elementos introducidos por el hombre destacamos los puentes, los senderos y las linternas. Estos elementos no naturales serán de madera o piedra, pues han de evocar una atmósfera natural y un ambiente equilibrado.

Un jardín zen es algo así como un lugar en el se da pie a la actividad humana, un lugar de expresión, de desarrollo de mundos individuales y amplificación de pensamientos. Si lo miramos como un simple jardín no habremos entendido nada.

COMO MIRAR UN JARDIN ZEN Y COMO HACER UN JARDIN ZEN

Es algo así como enfocar la energía en ciertas tareas específicas y delicadas. El jardinero zen trabaja los jardines japoneses zen para forzar la salida de pensamientos externos y dejar así la mente clara y concentrada en una tarea manual.

Así pues, un patio zen no es algo estático. Se encuentra en estado constante de crecimiento e incluye elementos vivos. Todos los jardines zen son diferentes y a la vez iguales, pero sobretodo, comparten un mismo propósito; los elementos han de inducirnos a la meditación y a la limpieza de nuestros pensamientos.

Los elementos como paredes (siempre de madera o piedra), puertas correderas transparentes, etc., se usan para definir las fronteras o límites del jardín zen, así como para la creación de puntos de entrada y salida del jardín zen hacia el espacio que lo rodea.

Los caminos y senderos guían al visitante a través del resto de los elementos. Piezas determinadas de arquitectura o escultura pueden estar a lo largo del camino para reflexionar sobre ellas. Normalmente las sendas tienen diseños curvos y sinuosos con la finalidad de apaciguar la cadencia del paso de los visitantes y conducirlos a través del jardín zen a un ritmo relajado.

La arena, como parte del llamado jardín seco, es rastrillada en patrones que evocan el flujo del agua o las tenues nubes. La pureza está representada por la arena blanca. La arena blanca consagra pues el jardín y lo distingue de manera notable del resto del entorno. Las piedras pueden llegar a tener connotaciones espirituales específicas, ser colocadas en función de sus características físicas como la textura y brindar a los jardineros la posibilidad de dar con un diseño equilibrado sin dejar de hacer referencia al mismo tiempo a las antiguas creencias que los inspiran.